FAQs

Que no te quepa duda

FAQs

Sobre el tratamiento

No hay una edad exacta para empezar un tratamiento de ortodoncia ya que depende del tipo de maloclusión. Los problemas ortodóncicos pueden afectar a los dientes, pero también a los maxilares (huesos). Cuando existen problemas esqueléticos (mandíbulas grandes, mandíbulas pequeñas, paladares estrechos…) o hay hábitos (succión digital, chupete, deglución atípica…) hay que empezar el tratamiento de forma temprana (a partir de los 5-6 años) Cuando el problemas es puramente dentario, se corregirá una vez haya finalizado en recambio dentario a partir de los 11-13 años.
No hay límite de edad para corregir las malposiciones dentarias, por eso es posible la ortodoncia en adultos. Lo que no es posible corregir a estas edades son los problemas esqueléticos, siendo necesario en estos casos recurrir a la cirugía.
Depende de cada tratamiento y la fase en que se encuentre pero por norma general son visitas cada mes o mes y medio.

Después del tratamiento

Una vez lograda la adecuada posición de los dientes pasamos a retirar los aparatos. Pero hay una serie de factores, como son las muelas del juicio, el crecimiento, los problemas periodontales (en adultos), etc., que pueden hacer que los dientes se muevan. De ahí que sea necesaria la colocación de unos aparatos (fijos o de quitar y poner), para mantener el resultado obtenido.

Efectos secundarios

Los aparatos de ortodoncia van pegados a los dientes y por tanto no causan caries. Los adhesivos que se utilizan no dañan la superficie del esmalte. La aparición de caries es consecuencia de una mala higiene. Es cierto que los brackets dificultan el cepillado, de ahí que insistamos mucho en la duración y frecuencia del cepillado y el uso de colutorios y pastas que lleven flúor.
  • Dolor dentario: en los primeros de tratamiento es normal que duelan los dientes durante la masticación, siendo aconsejable la toma de algún analgésico
  • Gingivitis: inflamación de las encías por un cepillado incorrecto
  • Caries o manchas blancas: aparecen cuando no se realiza un cepillado adecuado y no se  eliminan los restos de alimentos alrededor de los brackets…
  • Heridas: el roce de los aparatos puede producir heridas normalmente pasajeras, que se pueden reducir mediante el uso de cera o silicona protectora
  • Reabsorciones radiculares: son pequeñas perdidas de longitud en las raíces de los dientes. Ocurren de forma inevitable en algunos caso y suelen tener una importancia clínica a largo plazo. Es por ello imprescindible durante el tratamiento llevar un control radiográfico.
  • sonríe

    deja que la vida te sorprenda

    © 2017 Clínica de Ortodoncia González Alemán. Albacete.

    Back to top

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies